Back to main page
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Diez en la lista

Authors: Pamela
Categories: Alternate Universe
Characters: Maya
Show Year: Y3
Rating: PG
Date: 2008
Enesian es un exoplaneta donde vive Lisan, una de las últimas sobrevivientes del planata Tierra hija de un humano con alienígena. Es enviada a Alpha con el propósito de encontrar ADN compatibles con su especie y de los demás seres que vive en Enesian.

This story is in Spanish.Click here to read the English translation.
Average Rating: No reviews.

"Tengo trazado un destino ahora mismo, lo aceptaré con garbo y nobleza. Transcurrirá mucho tiempo, pero yo decido mi amanecer y mi ocaso. .. Nadie logra conocer tu verdadera ignominia hasta que debes vivir ENTRE LOS DIEZ DE LA LISTA para que sólo transcienda tu especie.
Ocultismo de Enesian.

I

Para muchos exoplanetas que nos rodean es difícil comprender la vida familiar en la Tierra. Viví hasta los quince años con ellos y mi madre sustituta me ha pedido dejar este mensaje por si otras vidas aparecen donde nos encontramos situados y puedan la verdadera catástrofe que ocurrió con esos seres: no fueron las guerras nucleares, ni la conquista del espacio, ni luchas por el poder, ni siquiera miles de personas que morían de hambre cada día, aunque esto no dejaba de conmoverme. En el tercer planeta mi familia pertenecía a la clase profesional con un status considerado. Mi padre se desempeñaba como ingeniero en la NASA, nombrado Comandante de la Base Lunar Alpha para realizar el sueño del hombre: conquistar la luna. A mi madre no la conocí y solo algunas fotos e incoherentes palabras de mi padre la perfilaban como una mujer noble, sensible y optimista. Sin embargo, mi espíritu siempre intuyó que los dos ejercían puestos importantes en la Base. Al conversar conmigo me decía cuanto la amaba y solo su mejor amigo supo porque mi madre huyó verdaderamente cuando tenía dos años de edad: se cansó de la soledad. La separación de los padres era cada vez más común en mi planeta y muchos hogares quedaron destrozados. El inconciente humano comenzó a complacerse con el aislamiento y el retraimiento, desarrollando un gen patógeno que no le permitía vivir en pareja ni procrear. Cada mujer y hombre se separó física y emocionalmente del otro. Los superiores lograron mentalizar a los inferiores para esclavizarlos solo en su trabajo. La conducta se define básicamente por el medio ambiente y sus genes. Por milenios los genes terrícolas fueron muy estables y el paso de una generación a otra sufrieron pocas transformaciones, sin embargo ADN humano comenzó a ser cada vez más inestable, producto de las células proteicas y mutaciones. Los genes dominantes, llamados activos, empezaron a cambiar bruscamente y los recesivos tomaron su lugar, generando la enfermedad XX en la mujer e YY en el hombre. El síndrome fue denominado XY frágil en la cual la mujer no busca su par masculino y viceversa con agudas conductas desadaptativas para la vida biológicamente normal.

Ahora observaba la desolada Tierra a través de SHADOUDT. Un chip sorprendente que permitía ver la vida de este planeta hace miles de años atrás. Sólo veinte de nosotros fuimos rescatados por los Enesianos. Una raza que viaja a través de todos los planetas y exoplanetas descubiertos, conservando células bridas -somática que contiene cromosomas de diferentes especies.

Ali - Lasan ingresó con pasó determinado, tras haberse extendido la puerta para su ingreso.

-¿Dónde has estado las últimas horas? Ni siquiera el rastreo resultó esta vez.

El rastreo era conocido por encontrar a una persona mediante una pantalla en miniatura que cada uno llevaba en su traje.

-Lo apagué. Quería estar sola antes de partir. Está grabado el mensaje. Se encuentra en la caja verde. Espero que nuestros anhelos se cumplan en un corto tiempo-

-Te lo agradezco. Dos de los nuestros han fracasado en el intento de llegar a Alpha. Confío en ti y en el milagro de volver al planeta y permanecer en él-

-Fuimos los últimos entre las sombras buscando una nueva esperanza. Recorriendo kilómetros para sacar de nuestro interior el caos producido por vivir allí. Después del fin no se encontró un nuevo amanecer. ¿Y ahora buscamos un buen destino para algo que nosotros, los humanos, destruimos?-

- "Es necesario llevar en sí mismo un caos, para poner en el mundo una estrella danzante." Escribió Nietzsche en su libro " Exquisitas frases o Anticristo"- citó Ali - Lasan con fogosidad.

- Aún nos faltan datos para compatibilizar su ADN con el nuestro. Han pasado miles de décadas y volvimos a ser una especie primigenia. Somos seres inferiores que dejaron los extraterrestres en la Tierra y nunca pudimos evolucionar. Ellos nos ven como bacterias, mohos, virus y secuencias no codificadas en sus adelantos. Denigrantes y malignos a su vista. No podemos comparar nuestra inteligencia con la de ellos- corroboró Lisan.

-Lograste vivir entre ellos sin ser muy diferente. Eso prueba que tenemos el poder de transmutarnos a su semejanza. Percibiste mucho antes su destrucción. Lisan eres una mujer humana- extraterrestre que se convierte para estar nuevamente con nuestros coterráneos.

Su madre con el cuerpo erguido irradiaba toda la confianza depositada en una hija, mientras sus ovalados ojos verdes brillaban bajo la tenue luz proveniente de la estrella- satélite que resguardaba el exoplanetas. Lisan esperó la señal para partir.

Madre e hija inclinaban la cabeza para sondear en la oscuridad. Tenían conocimiento de lo precario del lugar, abriéndose paso entre recovecos y los bordes rocosos del lugar. Determinaron ser lentas y prudentes en su avance. Dentro de la bóveda se sumergían en las tinieblas y sus piernas raspaban el óxido de los tubos enesianos convertidos en chatarra. Lisan tanteó los fierros y logró ubicar un pequeño destello de IPSILOM. El vecino exoplanetas que orbitaba alrededor de Enesian. Caminaron poco más allá de medio metro. Alí - Lisan extendió el oído, oyendo el sonido esperado. Sonrió y expresó con agitación

- Estamos cerca -

Subieron por la escalera estrecha y larga. Allí parada Abi - Kalimana admiraba la brillantez y hermosura de las de las mujeres de otras razas. Arcos simétricos moldeaban su faz y la abundante cabellera de Lisan arreglada con trenzas y entrelazadas con brillos estrellados, resaltaba con el pelo liso de Ali - Lisan.

La piloto Kalibama se movió entre las sombras, rodeó el aparador fluorescente con el diseño de luna llena que resaltaba en la oscuridad y habló a través del multisensioral con voz suave:

-La joven Lisan está preparada para su partida. Deme la clave para ingresar Mrxs. Los robonoides controlaban las fases que permitiría a SATURN I llegar a Alpha.

El multisensiorial verificó como segura la clave por la temperatura de la voz y las tres mujeres ingresaron en ENOL (Cápsula de encuentro con la órbita lunar). Un transporte entre mundos que se construyó a finales de los dos mil. Innovador para viajes espaciales, provisto de propios circuitos de lógica que puede auto resolver sus la falla de sus instrumentos, piezas y problemas que surjan. Con cuatro paneles en ambos costados, cubiertos por fotocélulas para absorber el calor del espacio y neutralizar las zonas frías y un motor de hidracina, pequeños reactores para variar y estabilizar la nave al atravesar la zona de los vientos espaciales e irradiaciones solares.

La joven entró a la cápsula y tendida sobre la cama solar. El cloretano al entrar en contacto con la atmósfera interestelar se descompone rápidamente, convirtiéndose en un suave sedante. Así comenzó a adormecerse. Su mente fue vaciándose de sus pensamientos y temores, alejando su atención de todo el funcionamiento de la cápsula, la mente sin obstáculos y en blanco. Una antigua técnica de relajación utilizada para preparar a los astronautas en los despegues y alunizajes. Su imaginación se situó en el lugar más donde había estado: El vientre materno. Las palmas de las manos se extendieron. La zona de los tobillos y las rodillas exactamente plegadas. La planta de los pies a la misma altura y su cerebro dirigiendo su sistema muscular, sanguíneo, nervioso. Los ojos simplemente mirando el cielo azulado, sus dedos relajados. Tal como lo pensaron, la cápsula fue diseñada con los colores exactos de los objetos y predestinados para fortalecer la paz emocional.

Varios sistemas solares atravesó Lisan para despertar tendida sobre la cápsula- cama después de uno o dos años. Exhaló un profundo suspiro, abrió sus ojos y distendió sus músculos. Miró en su mano la hora del multisensioral. Marcaba las 8760 horas espacial. Cerca del mediodía para nosotros. Comenzó a mover sus piernas con cuidado, distender sus articulaciones y relajar los músculos. Del manera que su cuerpo recobrara todas sus funciones paralizadas por el letárgico líquido preparado en Enesian y dispuesto para despertar a todo aquel que abordaba la cápsula interestelar a la hora señalada por el programador. Con cautela se sentó sobre el borde y estiró los pliegues de su traje plateado. Dio un rápido vistazo a la nave. Los dispositivos automáticos de controles eléctricos aseguraban las fases de acoplamiento y despliegue, lanzamiento y alunizaje Los cuales se configuraban en el tiempo y orden previsto. La cápsula en el momento de contactar con la superficie lunar disminuía la velocidad a 35 km/h.


La joven miró con una satisfacción salvaje al otro tripulante de la nave. Con instinto gregario acercaría la muerte de su copiloto. Apretó los códigos para que se mantuviera despierto en su agonía. Él la observó con tranquilidad y confianza, seguro de encontrarse en la luna. Se sorprendió al ver la mueca bizarra de ella Quizás continuaría durmiendo y era un sueño terrorífico del cual quería deshacerse pronto. Dirigió una sonrisa hacia la joven. Una vez más confirmó que nada bueno le esperaba. Entonces Lisan esperó su mirada suplicante. Entonces dejó escapar el gas venenoso. Los ojos del hombre se abrieron desmedidamente, golpeó el vidrio de cubículo. Algo húmedo cubrió su rostro, las convulsiones de su cuerpo no las podía contener. Trató de girar, siguió golpeando, siguió y siguió hasta que lentamente sus manos se desprendieron del vidrio empapado en un efluvio mortal. Su mente se resistía a morir y aquellos agujeros negros que resaltaron en su fisonomía, antes astutos y penetrantes se cerraron para siempre bajo la mirada complacida de la hija enesiana .


Durante veinte minutos permaneció sentada, aprensando sus rodillas sin dar crédito a lo sucedido con el sentido de una gloria amarga. De forma abrupta los muros de la nave temblaron. Esas alucinaciones de niña volvieron otra ve a ser tan reales, tan infecciosas, como para cualquier otra persona. mujercillas de fuego azul, volteando y acercando sus garras y dientes hacia ella. La mujer que puede transformarse en un torbellino y luego ser tan apacible como el recuerdo de su madre. Levantó sus hombros tensamente, casi no sintió su huesudos codos y dio seis vueltas completas a la sala, saltando, gesticulando y cantando incoherentemente lo que recordaba de su progenitora.

Al recobrar la razón, la máquina estaba desacelerando con sonidos metálicos, acercándose a la luna. Alucinante y hermosa. Resaltaba como un empalidecido demonio marino en las aguas de la medianoche espacial. Había dejado atrás su hogar y dispuesta a conquistar al antiguo satélite terrestre, proyectó la penetrante luz de su nave supo y que estaba cerca de su maquinación. El color de la luna era en ese instante amarillo velado, simulaba la húmeda arena reflectada por un cono negruzco. Recordó que ese color. Constractaba siempre con la enorme claridad del ventanal en su dormitorio.

A simple vista, distinguió zonas claras y otras oscuras con el binocular rastreador. Ubicó las longitudes de ondas lunares y el punto preciso donde debía alunizar. Sin embargo, la cantidad de luz refractada sobre la Luna y el nivel de iluminación precipitó la cápsula en una extensión clara, encandilando a Lisan La región cubierta casi en su totalidad por cráteres, impelió el impacto sobre uno de ellos, embrollado y cubierto por material volcánico...una fosa tragando vigorosamente la cápsula.

II

Un hombre fornido de claro y complexión atlética atravesó el corredor número dos y siguió a un grupo de Alphanos que subía al transporte subterráneo. Acomodó su espalda y dando un girò logró ubicarse detrás de un mujer de melena rubia y figura bien formada. Continuó oculto y cabizbajo apretando los puños y limpiándose el sudor. Asolapado observó los detalles conducto en que viajaba: sla computadora para determinar el inicio y término del trayecto.Cada pasajero podía determinar con precisión la hora de subida y bajada. Era llamada frecuencia controlada. El túnel Vip indicaba las configuraciones y el plano de la Base. .Cada sección se iluminaba en la pantalla resaltaba como haces intermitentes. Luego cambiaba de color cuando se encontraban en otro punto. En ese mismo momento los pasajeros denotaron escepticismo al ver que retrocedían bajo una y hacia el centro de los desperdicios nucleares.

Diez minutos después la luces se apagaron. Frenaron bruscamente a medio camino, producto del electromagnetismo que guiaba los iones hacia en un efecto negativo. El techo del tubo cesó de chillar cuando fueron atraídos como imanes y repelidos al mismo tiempo.

Robby Thomson activó la pantalla digital para comunicarse al Comando Central y solo vio el logo Alphano. Luego abrió el panel de controles. una descarga sobrevino de inmediato y arrasó en una llamarada los fusibles y cables. Sus comensales se arrancaron con desesperación la infladas chaquetas de agua, mientras los patrones indisolubles cubrían el cuerpo y mostraban las partes más quemadas. Dieron vuelta el cuerpo para amortiguar las áreas más comprometidas. Sin embargo no quedaba nada por hacer. El fuego lo consumió, dejando ver sus quemaduras a carne viva. Robby se negaba a morir, aferrado a la suave mano de Catherine.

- No dejes nunca a mi familia- encogiéndose de dolor y agonizante .

Formaron un círculo alrededor de él. No podían ocultar sus ojos vidriosos de filigranas enrojecidos. A su modo cada uno lloró al lado de Thomson. Algunos trataban de contenerse y otros dejaban que sus lágrimas bañaran su rostro. El piloto era un correcto oficial de mando: colaborador, reservado, cauteloso en su actuar, sin transgredir jamás las normas aplanas.

-De acuerdo si todos piensan seguir sentados alrededor de un cadáver. Yo buscaré la forma de salir-

-Eres insensible y destructivo, Bufano. Un hombre ha muerto y tú solo piensas en salvar tu pellejo- roznó Catherine con la boca espumante de ira.

-Cuesta aceptar su partida. La unión nos ha mantenido vivos y con esperanzas. Al morir uno de nosotros se lleva parte de nuestra existencia, dejando atrás la nueva esperanza de volver a la Tierra porque cada uno es imprescindible ...Según mi filosofía de vida y creencia.. Al contrario nos entregó sus mejores momentos y lo inmortaliza en el recuerdo. La vida sí nos roba muchas veces y definitivamente nos vuelve a dar.

Bufano, apaciguado activó los criptogramas de escape. Un traga luz se desplazó hacia atrás y dejó al descubierto una lumbre apenas visible. Articuló el foco de contraseña y un ventanal a la altura precisa para salir.

-Estamos en la sección científica. Probablemente bajo un laboratorio. Faltan datos para ser más específico-

-El mapa indica donde nos encontramos. Aunque lamento decirles que el laboratorio de criminalística y área forense no tienen entrada de emergencia desde el túnel. Ascensores y compartimientos, Aún falta diseñarlos. Están construidos recientemente.

-¿Y cómo diablos nos encontramos aquí, si fuimos enviados a la almacenaría química. Donde están los residuos de la basura nuclear para reciclaje tecnológico?-

En ese instante la verdadera personalidad de cada uno afloró. El observador, callado, descubriendo en movimientos y gestos el apremio o la calma de sus compañeros; el cuestionador. Un mundo complejo que requiere respuestas exactas razonando de manera lógica, el aventurero aquel de sangre impulsiva. Todo es una travesía en que se juega con las emociones. Más intensas, más adrenalina, ansioso de lo inesperado, el asertivo: Palabra justa en el instante preciso; el pacifista -instintivo. Una personalidad que puede ser también, desafiante y reformadora. Ideales y metas para el bien común, sin decisiones viscerales. Ellos lo descubrieron, a pesar de convivir 3.676 días fuera de la órbita terrestre.


Los escépticos e impasibles dejaron surgir a un líder para que los guiará. Esas cualidades imprescindibles. Un indómito aditamento de quienes se encontraban allí. Algunos se convirtieron en títeres frente al mentor con la idea dolorosa de pasar varias horas dentro de un brasero.

Carol, una chica de veinticinco años, pelirroja, pelo corto y de estatura mediana de carácter temeroso, apoyó su espalda en el ovalado revestimiento del tubo. Cayó sin separar su cuerpo del pilar luminoso que proporcionaba datos de la temperatura. 45º, 46º, 47º. Largas lengüetas de llamas brincaban El calor aumentaba minuto a minuto. El infierno se hizo realidad con gritos, llamadas de auxilio y nombres inentendibles en medio del horror .. Una bola incandescente asolando el intento de buscar una salida que no existía.


To be continued...


Copyright (c) 2008. Reprinted with permission.
Reviews
Space:1999 is (c) 1976 by Carlton International Media.
All stories are the property of their respective authors.

Database last modified in 2018.

If this page does not display correctly, switch to the Plain Text layout